< <  

Lunes, 16 de junio de 2014

  > >
1 Reyes 21:1-16
Salmos 5:2-7
Mateo 5:38-42

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

"vence al mal haciendo el bien" (romanos 12:21)

"No hagan frente al que les hace mal" (Mateo 5:39).

Nosotros los discípulos de Jesús, ya no buscamos vengarnos de nuestros enemigos y perseguidores. En cambio, sostenemos una lucha incansable contra del reino del mal (Ef 6:12). Nuestra meta es salvar almas que han sido robadas al Señor y traerlas de regreso a su Reino. Nuestro objetivo es conquistar las almas para Jesús, haciendo el bien. (Rom 12:21).

Porque esta es nuestra meta primordial "¿acaso no es preferible sufrir la injusticia o ser despojado?" (1 Co 6:7). ¿Qué importa si tenemos que caminar una milla extra o experimentar privaciones? ¿Temes perder las cosas que tienes? (Mt 5:40) Jesús nos pidió que confiemos en su Providencia (Mt 10:10), quien sigue a Jesús confía en que Él nos dará ropa, cobijo y lo necesario para seguir sirviéndole (Mt 6:30; 10-9). "El que los llama es fiel, y así lo hará" (1 Tes 5:24).

"Queridos míos, no hagan justicia por sus propias manos, antes bien, den lugar a la ira de Dios. Porque está escrito: Yo castigaré. Yo daré la retribución, dice el Señor" (Rom 12:19). Vengarnos de nuestros enemigos es contrario a la compasión de Dios. Solamente porque Jesús nos enseñó a confiar en el Padre y a vivir sin venganza es por lo que podemos seguir sus pasos.

"No te dejes vencer por el mal. Por el contrario, vence al mal, haciendo el bien" (Rom 12:21). Si hacemos como Jesús y amamos a los malvados, "obtenemos una amplia victoria" (Rom 8:37). Conquistamos el mundo cuando expresamos que creemos en Jesús (1 Jn 5:5) obedeciéndole aun cuando sea difícil.

Oración:  Padre, dame la gracia de negarme a mí mismo, que pueda tomar mi cruz, amar a mis enemigos y hacer el bien a los que me odian. Ayúdame a fijar mis ojos en Jesús; así podré seguirte en el Amor perfecto.

Promesa:  "Tú no eres un Dios que ama la maldad; ningún impío será tu huésped" (Sal 5:5).

Alabanza:  Linda aprendió que rezar el "Ave María" cada vez que piensa en una persona con quien tiene dificultad le ayuda a mantener abierto y amante su corazón hacia esa persona.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 1 de abril de 2014

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.