< <  

Miércoles, 21 de mayo de 2014

  > >

san Cristóbal Magallanes


Hechos 15:1-6
Salmos 122:1-5
Juan 15:1-8

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

dar frutos

"La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean mis discípulos" (Juan 15:8).

Jesús proclama que Él es la vid y su Padre es el viñador (Jn 15:1). Explica a sus discípulos la parábola de la viña y los sarmientos (Jn 15:15), Jesús habla primero de que todos los sarmientos deben dar fruto. Algunos son fértiles y otros estériles (Jn 15:2-4). Jesús insiste que sin Él no es posible dar fruto (Jn 15:5). Le preocupa nuestra esterilidad y desea que se manifiesten en nosotros los frutos del Espíritu Santo y que seamos santos (Gal 5:22-23). Jesús nos invita a producir los frutos de la evangelización.

En su infinito amor, Jesús no quiere que su muerte en la cruz sea en vano (ver 1 Co 1:17). Él quiere incendiar la Tierra (Lc 12:49), de modo que todos "se salven y lleguen al conocimiento de la verdad" (1 Tim 2:4). Él nos hizo testigos suyos (ver Hch 1:8) y ahora nos toca darnos completamente, dispuestos a abandonarlo todo para lograr ser "libre[s] para ganar al mayor número posible" (1 Co 9:19). Jesús nos advierte sobre las terribles consecuencias abandonar el camino de la santidad. A ellos les espera el fuego eterno por haber rechazado su amor y abrazar el egoísmo que no da fruto (Jn 15:6). Ama a Jesús y vuélvete fecundo.

Oración:  Padre, que dispuesto a morir, pueda guiar a otros hacia Jesús.

Promesa:  "Los que habían sido enviados por la Iglesia partieron y atravesaron Fenicia y Samaria, contando detalladamente la conversión de los paganos. Esto causó una gran alegría a todos los hermanos" (Hch 15:3).

Alabanza:  San Cristóbal y sus veinticuatro compañeros de México, tres laicos y el resto sacerdotes, escogieron la vida eterna renunciado a la vida terrenal por medio del martirio.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 18 de diciembre de 2013

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.