< <  

Miércoles, 30 de abril de 2014

  > >

Papa san Pio V


Hechos 5:17-26
Salmos 34:2-9
Juan 3:16-21

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

¡debemos volar sobre estas paredes de la prisión!

"Encontramos la prisión cuidadosamente cerrada y a los centinelas de guardia junto a las puertas, pero cuando las abrimos, no había nadie adentro" (Hechos 5:23).

Escuchen a los guardias hablando fuera de las paredes de la prisión…

"¿Han visto a Jerry? ¡Ese vago ha sido un alcohólico por veinte años! ¿Qué hace en un trabajo estable? Miren, está dando testimonio a sus compañeros de trabajo acerca de cómo Jesús lo liberó de la botella. El no puede hacer eso. Démosle una lección…"

"¿Han visto a Sandra? Ella ha sido tímida y humilde toda su vida. ¿Qué hace ella rezando frente a la clínica de abortos? Ella no puede hacer eso. Trata de enojar a la gente. Tenemos que detenerla... ".

"¡Miren al Padre Luis! Ha sido un sacerdote tranquilo todos estos años. ¿Por qué de repente está tratando de renovar nuestra parroquia? Debe de tener segundas intenciones. Será mejor que hablemos con el obispo…".

El mundo cree que ha vencido a los cristianos poniéndolos en cárceles llamadas "comportamiento aceptable." ¡Cómo se sorprenden cuando Jesús rompe las cadenas que nos atan y nos hace libres! (Sal 18:20). Cuando recibimos al Espíritu Santo, actuamos en la verdad y salimos a la luz para glorificar a Dios con nuestras obras (Jn 3:21). Como el mundo odia la luz (Jn 3:20), nos va a querer echar otra vez en nuestras antiguas prisiones (Hch 5:26). Sin embargo, Jesús nos ha hecho libres y de verdad que lo somos (Jn 8:36).

"Manténganse firmes para no caer de nuevo bajo el yugo de la esclavitud" (Gal 5:1), "anuncien al pueblo todo lo que se refiere a esta nueva Vida" (Hch 5:20).

Oración:  Padre, Amaste tanto al mundo que enviaste a tu único Hijo para salvarnos (Jn 3:16). Te estoy eternamente agradecido. Soy todo tuyo. Úsame según tu voluntad.

Promesa:  "Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por Él" (Jn 3:17).

Alabanza:  El Papa Pio V vivió una vida ejemplar: Al principio como un fraile humilde y más tarde como un humilde Papa.

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 18 de diciembre de 2013

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.