< <  

Viernes, 26 de diciembre de 2014

  > >

san Esteban


Hechos 6:8-10; 7:54-59
Salmos 31:3-4, 6, 8, 16-17
Mateo 10:17-22

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

en el estrado de los testigos

"A causa de mí, serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante ellos y de los paganos" (Mateo 10:18).

La Navidad es una oportunidad especial para dar testimonio de Jesús. Siendo san Esteban fue el primer testigo en dar su vida por Jesús, El Testigo fiel (Ap 1:5), es apropiado que él sea el primero de los santos de Navidad. Ser testigo no es sólo decir cosas buenas de Jesús. Al dar testimonio se comunica una experiencia personal de Jesús. San Esteban fue testigo no sólo porque él habló acerca de Jesús, sino porque vio a Jesús a la diestra del Padre y lo proclamó a la multitud (Hch 7:56). Los testigos de Jesús pueden compartir lo que han recibido de otros seres humanos en la conversación o la instrucción; pero es importante dar testimonio de su experiencia personal con Cristo (Gal 1:12).

La experiencia personal con Jesús va más allá de las palabras. También habrá que ser testigo en las pruebas. Vendrá el momento en que haya gente que acuse a Jesús y a sus seguidores. Esto puede ocurrir en el trabajo, en la política, eventos sociales, en el entretenimiento, los medios de comunicación, e incluso en la iglesia. Cuando proclamamos nuestra experiencia personal con Jesús en una corte legal o en un "tribunal popular", somos testigos de Jesús en el verdadero sentido de la palabra. Entonces el Espíritu Santo va a poner palabras en nuestra boca (Mt 10:20). Nosotros seremos perseguidos e incluso martirizados. Entonces veremos los llamados "Saulos" convertirse en "Pablos" y la Navidad será realmente la celebración del nacimiento de Jesús.

Oración:  Padre, que mi testimonio sencillo y persistente agite el ambiente social en el que estoy involucrado.

Promesa:  "Mientras lo apedreaban, Esteban oraba, diciendo: 'Señor Jesús, recibe mi espíritu' " (Hch 7:59).

Alabanza:  San Esteban dio testimonio a un joven incrédulo sobre el señorío de Jesús, la resurrección y el perdón de los enemigos (ver Hch 7:56, 59, 60). El joven Saulo, se convirtió posteriormente y personalmente llevó a Jesús miles de personas.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 14 de agosto de 2014

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.