< <  

Miércoles, 15 de enero de 2014

  > >
1 Samuel 3:1-10; 19-20
Salmos 40:2, 5, 7-10
Marcos 1:29-39

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

demonios

"Al atardecer, después de ponerse el sol, le llevaron a todos los enfermos y endemoniados" (Marcos 1:32).

Antes de su ministerio público, Jesús venció las tentaciones de Satanás (Mc 1:13). Él comenzó su ministerio público sacando un espíritu impuro de un hombre en una sinagoga (Mc 1:26). Su reputación fue: "¡Da órdenes a los espíritus impuros y éstos le obedecen!" (Mc 1:27). "Jesús curó a muchos enfermos, que sufrían de diversos males y expulsó a muchos demonios; pero a éstos no los dejaba hablar, porque sabían quién era Él" (Mc 1:34). "Y fue predicando en las sinagogas de toda Galilea y expulsando demonios" (Mc 1:39).

"Jesucristo es el mismo de ayer y hoy y lo será para siempre" (Heb 13:8). Jesús expulsa los demonios hoy como lo hizo ayer y sus seguidores igualmente expulsan demonios en Su nombre (Mc 16:17).

Nuestra cultura humanista y secular, no reconoce la existencia de los demonios. Aquellos que hablan acerca de sacar demonios son vistos como irremediablemente ignorantes y supersticiosos. Sin embargo, la Iglesia, la Biblia y la experiencia de casi todas las culturas establecen claramente que los demonios son reales y están activos. No te dejes confundir por nuestra cultura. Entrega tu vida a Jesús y usa su autoridad para expulsar demonios.

Oración:  Señor, "Habla, porque tu servidor escucha" (1 Sam 3:10).

Promesa:  "Por la mañana, antes que amaneciera, Jesús se levantó, salió y fue a un lugar desierto; ahí estuvo orando" (Mc 1:35).

Alabanza:  Bárbara tuvo sensaciones dolorosas en su cara por varios años. Hizo una confesión completa, la primera en muchos años. Después Jesús eliminó el dolor permanentemente.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 19 de julio de 2013

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.