< <  

Jueves, 04 de abril de 2013

  > >

Semana Santa


Hechos 3:11-26
Salmo 8:2, 5-9
Lucas 24:35-48

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

pasaré

"Cuando todavía estaba con ustedes, yo les decía: Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos". — Lucas 24:44

¿No hubiera sido maravilloso haber caminado con Jesús y los dos discípulos en el camino a Emaús? Hubiera escuchado todos los pasajes del Antiguo Testamento que profetizaron la pasión, muerte y resurrección de Jesús.

Así mismo la Iglesia nos acaba de leer en la liturgia diaria de Cuaresma muchas de las mismas Escrituras del Antiguo Testamento que Jesús explicó a los discípulos (Lc 24:27). Los discípulos las transmitieron a muchos otros; y la Iglesia ha ido pasando estas escrituras a lo largo del tiempo hasta llegar a nosotros.

Durante el domingo de Pascua, nos enfocamos en la celebración de la resurrección de Jesús. El Señor mismo así lo testifica: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, aunque resucite alguno de entre los muertos, tampoco se convencerán " (Lc 16:31). "La fe, por lo tanto, nace de la predicación y la predicación se realiza en virtud de la Palabra de Cristo." (Rm 10:17). Por lo tanto, durante esta temporada de Pascua, asiste a Misa tan frecuentemente como te sea posible, incluso diariamente, para oír la palabra de Dios. Medítala día y noche (Sal 1:2; Jos 1:8). Guárdala en tu corazón (Lc 2:19). Devora la palabra profética durante esta temporada de Pascua (Jeremías 15:16).

¿Cómo vas tú a pasarles a otros las escrituras de Cuaresma y Pascua que profetizan acerca de Jesús? ¿Se las pasarás a los que encuentres? ¿O las pasarás por alto y dejarás que pase de largo una nueva vida en Cristo?

Oración:  Padre, dame un corazón para buscarte, oídos para oírte y la voluntad de adorar, amar y servirte.

Promesa:  "Dios lo resucitó de entre los muertos [a Jesús], de lo cual somos testigos." — Hch 3:15

Alabanza:  "Señor, Señor, qué admirable es tu nombre en toda la tierra!" (Sal 8:2) Aleluya, Jesús resucitado , nuestro Salvador!

Referencia:  (Esta enseñanza fue presentada por un miembro de nuestro equipo editorial).

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 19 de diciembre de 2012

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.