< <  

Jueves 25 de abril de 2013

  > >

san Marcos


I Pedro 5:5-14
Salmo 89:2-3, 6-7, 16-17
Marcos 16:15-20

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

una notable mejoría

"La iglesia de Babilonia, que ha sido elegida como ustedes, los saluda, lo mismo que mi hijo Marcos." – I Pedro 5:13

Marcos (Juan Marcos) abandonó la primera jornada misionera en la historia del pueblo cristiano (Hech 13:13). En retrospectiva, esta jornada llegó a ser uno de los eventos más grandes en la historia, y Marcos cometió la horrenda equivocación de renunciar.

Sin embargo, Marcos llegó a ser el escritor del segundo Evangelio, un santo canonizado y una de las personas más grandiosas en la historia. Marcos sucumbió, pero se levantó. Aún más, permaneció de pie. No es suficiente ponerse de pie después de caer, debemos pedir la gracia de Dios para corregir la razón de la caída, así no caemos de nuevo.

Marcos renunció a la primera jornada misionera después de ver que Pablo pidió a Dios que castigara con la ceguera a Elimas (Hech 13:11). Marcos pudo haber sido sacudido por la intensidad de la lucha espiritual que sucedió. Sin embargo, Marcos debió haber corregido su problema, puesto que más tarde él escribió acerca de expulsar demonios, tocar serpientes y tomar veneno sin sufrir daño (Mc 16:17-18).

Marcos pudo haber abandonado la primera jornada misionera porque Dios ordenó a Pablo guiar esa misión aunque el primo de Marcos, Barnabás, era originalmente el líder (cf Hech 13:1, 2, 7 y 13:13). Marcos necesitó aprender a obedecer a sus mayores y a revestirse de humildad (I Pe 5:5). Él aprendió a "humillarse bajo la mano de Dios, para que Él los eleve en el momento oportuno" (I Pe 5:6). Dios levantó a Marcos para que escribiera uno de los Evangelios.

Si usted ha caído, levántese y permanezca de pie corrigiendo la causa que le hizo caer.

Oración:  Padre, corrígeme.

Promesa:  "Vayan por todo el mundo, anuncien la Buena Noticia a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará." — Mc 16:15-16

Alabanza:  En su evangelio, san Marcos cuenta las buenas nuevas que nos han dado una segunda oportunidad por medio de la misericordia de Jesús.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 19 de diciembre de 2012

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.