< <  

Jueves, 28 de noviembre de 2013

  > >
Daniel 6:12-28
Daniel 3:68-74
Lucas 21:20-28

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

temor, fe y el fin del mundo

"Los hombres desfallecerán de miedo por lo que sobrevendrá al mundo, porque los astros lo conmoverán" (Lucas 21: 26).

En este Día de Acción de Gracias, el Señor nos recuerda el último día, que puede ser el peor de la historia o el mayor día de Acción de Gracias. Al puro final, la gente estará tan estresada que caerán muertos de miedo. Sin embargo, nosotros los que amamos al Señor "tendremos plena confianza ante el día del juicio, porque ya en este mundo somos semejantes a Él" (1 Jn 4:17). El Señor dispondrá "todas las cosas para el bien de los que lo aman" (Rm 8:28).

Esta promesa aplica especialmente al fin del mundo. Cuando el mundo se acabe, tendremos una razón para agradecer al Señor, nos pararnos firmes con la cabeza en alto porque nuestro rescate está cerca (Lc 21:28). Cuando el mundo se acabe, Jesús retornará y seremos transportados en las nubes para unirnos con Él en el aire (1 Tes 4:17). Le veremos cara a cara (1 Cor 13:12) y viviremos con Él para siempre. Nos sentaremos para siempre con Jesús en su trono (Ap 3:21). Él nos pastoreará, nos guiará hacia las fuentes de agua viva y enjugará las lágrimas de nuestros ojos (Ap 7:17).

Al puro final, cantaremos: "¡Aleluya! Porque el señor nuestro Dios, el Todopoderoso, ha establecido su Reino. Alegrémonos, regocijémonos y demos gloria a Dios, porque han llegado las bodas del Cordero" (Ap 19:6-7). ¡El Señor viene! ¡Ven Señor Jesús! Que el fin del mundo de este Día de Acción de Gracias venga tan pronto como sea posible.

Oración:  Padre, que pueda acelerar la venida del Reino por mi arrepentimiento, evangelización, santidad e intercesión (2 Pe 3:12).

Promesa:  "Él salva y libera, realiza signos y prodigios" (Dan 6:28).

Alabanza:  Scott y Timoteo fundaron su negocio con Jesucristo como la Piedra Angular. Contra las advertencias de varios posibles inversionistas, ellos continuaron operando en una compañía orgullosamente cristiana.

Rescripto:  †Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 5 de junio de 2013

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.