< <  

Martes, 18 de septiembre 2012

  > >
1 ª Corintios 12:12-14, 27-31
Salmo 100:1-5
Lucas 7:11-17

Ver Lecturas en Inglés
Reflexiones Similares

This piece of content is currently only available in English.

sepultura – pecados

Jesús dijo, 'Joven, le pido que se levante." El muerto se sentó y comenzó a hablar. " &#151;Lucas 7:14-15

¿Si Jesús te hubiera levantado de los muertos, eso no te inspiraría a amarlo con todo tu corazón y a servirle con fervor y total abandono? Sin embargo, Jesús te ha resucitado de una muerte peor que la muerte física. Él te ha resucitado de la muerte del pecado.

Nuestras vidas antes de recibir la vida nueva en Cristo eran mucho más parecidas a la muerte que a la vida. La Palabra de Dios describe nuestro estado original de esta manera: "Ustedes estaban muertos a causa de sus pecados y ofensas y ya que, le dieron lealtad a la época actual y al príncipe del aire, ese espíritu esta aún todavía trabajándose entre los rebeldes. Todos nosotros alguna vez fuimos de su compañía "(Ef 2:1-3; véase también Lc 15:32). "Incluso cuando estaban muertos en pecado y su carne no estaba circuncidada, Dios les dio una nueva vida en compañía de Cristo. Él perdonó todos nuestros pecados "(Col 2:13). "Porque la paga del pecado es la muerte" (Rm 6:23). Aquellos que no se arrepienten están "muertos entre los vivos" (1 Jn 3:14). Incluso todas las iglesias, ciudades y naciones pueden estar muertas (ver Ap 3:1). Por lo tanto, no es sólo un decir que todos estábamos muertos. Se trata de una afirmación literal y espiritual.

Por nuestro bautismo en Jesús a través de la fe, Jesús nos resucitó de la muerte (Col 3:1). Tenemos razones para estar agradecidos - eternamente y celosamente agradecidos. Por lo tanto, "presentaos vosotros mismos a Dios como hombres que han regresado de entre los muertos a la vida, y sus cuerpos a Dios como armas de justicia" (Rm 6:13). Nosotros hemos sido levantados! ¡Es cierto!

El amor a Jesús, "la Resurrección y la Vida"! (Jn 11:25)

Oración:  Padre, que actúe como una persona que ha salido de la tumba.

Promesa:  "Poned vuestro corazón a los mejores dones." —1 Co 12:31

Alabanza:  Tim se arrepintió de la fornicación y lo expresó al mudarse de casa de su novia y dando su vida a Jesús.

Rescripto:  †Muy Reverendo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 22 de junio de 2012

El Nihil Obstat establece que no existe impedimento para la publicación de un libro o folleto. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.