Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 32, Número 5


<< Viernes, 9 de setiembre de 2016 >> san Pedro Claver
 
1 Corintios 9:16-19, 22-27
Ver Lecturas en Inglés
Salmos 84:3-6, 12 Lucas 6:39-42
Reflexiones Similares
 

REMOVIENDO PAJAS

 
"…y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano" (Lucas 6:42).
 

Jesús nos ha encargado eliminar las manchas de los ojos de otras personas. Los pecados de otras personas son nuestra preocupación; porque amamos a estas personas lo suficiente para tratar de evitar que se destruyan a sí mismas por medio del pecado.

Sin embargo, no estamos preparados para trabajar en los ojos de los demás, hasta que no dejemos primero al Señor ocuparse de nuestra propia ceguera espiritual debido al pecado (Lc 6:42). Los cirujanos ciegos hacen mucho más daño que bien.

Cuando nos arrepentimos y confesamos nuestros pecados, nos humillamos. Esta es una preparación necesaria para hacerle frente a la soberbia de pecado en alguien más. Los predicadores orgullosos hacen que las personas se descorazonen cuando llaman a otros a la humildad.

Cuando nos arrepentimos, nos enteramos de varias cosas. Nos damos cuenta del horror del pecado, sus efectos adictivos y paralizantes, y más que todo de la misericordia y compasión de nuestro Padre celestial. Sin el entendimiento de estas cosas, no seremos eficaces en ayudar a otros a que se arrepientan. Los maestros que no entienden, no son muy comprensivos.

El arrepentimiento y la Confesión son esenciales no solo para nuestra relación con el Señor, sino también para nuestra preparación en remover pajas. Si usted no ha tenido un tablón removido, no está listo para quitar una paja. "Camine por el tablón" del arrepentimiento.

 
Oración: Padre, hazme un profeta y ministro de reconciliación (2 Co 5:18).
Promesa: "Así, yo corro, pero no sin saber adonde; peleo, no como el que da golpes en el aire. Al contrario, castigo mi cuerpo y lo tengo sometido, no sea que después de haber predicado a los demás, yo mismo quede descalificado" (1 Co 9:26-27).
Alabanza: San Pedro Claver no solo evangelizó muchos esclavos, sino también los guiaba y animaba a que abrazaran esta nueva forma de vida.
 
 
 
Volumen 32, Número 5
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy