Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 32, Número 5


<< Viernes, 30 de setiembre de 2016 >> san Jerónimo
 
Job 38:1, 12-21; 40:3-5
Ver Lecturas en Inglés
Salmos 139:1-3, 7-10, 13-14 Lucas 10:13-16
Reflexiones Similares
 

ODIAR EL PECADO PERO AMAR UNA IGLESIA DE PECADORES

 
"Y Job respondió al Señor: ¡Soy tan poca cosa! ¿Qué puedo responderte? Me taparé la boca con la mano" (Job 40:3-4).
 

Los caminos y pensamientos de Dios están tan por encima de nuestros caminos y pensamientos como lo está el cielo sobre la tierra. (Is 55:8-9). Comparados con Dios, incluso los más sabios no saben nada. Todos deberíamos decir al igual que Job: "¡Soy tan poca cosa! ¿Qué puedo responderte? Me taparé la boca con la mano" (Jb 40:4).

Sin embargo, el Dios altísimo, todopoderoso e infinito ha decidido hablar mediante Su Iglesia formada por seres humanos débiles y muy limitados. Además, exalta maravillosamente a Su Iglesia al anunciar: "El que los escucha a ustedes, me escucha a mí; el que los rechaza a ustedes, me rechaza a mí; y el que me rechaza, rechaza a aquel que me envió" (Lc 10:16).

El Señor ha establecido que la Iglesia sea "columna y fundamento de la verdad" (1 Tim 3:15). Incluso ha hecho que la Iglesia sea Su Cuerpo (ver Ef 1:22-23) y Su esposa (ver Ef 5:25ss). El Señor ama la Iglesia, dio su vida por la Iglesia (Ef 5:25), y enaltece a la Iglesia.

El Señor espera que sus discípulos también amen la Iglesia, vivan en la Iglesia y mueran por la Iglesia. Naturalmente nos sentimos desmotivados cuando vemos que la Iglesia está llena de pecadores. La Iglesia en la tierra es cualquier cosa menos algo amable a primera vista. No obstante, el Espíritu Santo derrama su gracia para que podamos hacer lo que es humanamente imposible, es decir, amar esta Iglesia tan humana pero instituida y exaltada por Dios. Haz lo que se espera de ti y lo imposible: ama la Iglesia.

 
Oración: Padre, al igual que San Francisco, derrama Tu gracia sobre mí para poder amar y reconstruir la Iglesia.
Promesa: "Señor, tú me sondeas y me conoces tú sabes si me siento o me levanto; de lejos percibes lo que pienso" (Sal 139:1-2).
Alabanza: San Jerónimo amó a los pecadores tanto que fomentó la Sagrada Escritura, la piedad, mártires, reliquias, celibato apostólico y refutó herejías. Invirtió su energía intensamente por amor a Dios y la Iglesia.
 
 
 
Volumen 32, Número 5
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy