Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 32, Número 5


<< Miércoles, 17 de agosto de 2016 >>
 
Ezequiel 34:1-11
Ver Lecturas en Inglés
Salmos 23:1-6 Mateo 20:1-16
Reflexiones Similares
 

SER PASTOR Y CARGAR CON SU SUFRIMIENTO

 
"¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos!" (Ezequiel 34:2).
 

Ezequiel profetizó contra los líderes seglares y religiosos de Israel que habían estado engrosando su riqueza personal explotando a aquellos que debían haber servido (Ez 34:3ss). Como resultado, el pueblo sufría enormemente mientras que "los pastores" obtenían grandes beneficios. Hoy, no es infrecuente ver a un dirigente de empresa abandonar la compañía con una compensación multimillonaria, mientras que la compañía y todos sus trabajadores caen en la ruina y pierden sus trabajos.

Es fácil ver una explotación pura y dura en estos ejemplos. Pero como contraste, en el Evangelio de hoy, Jesús se dirige a aquellos que han trabajado para Él duramente todo el día (Mt 20:12). Al terminar la jornada estos trabajadores se muestran preocupados por lo que obtendrían, y no por lo que Jesús ha de ganar (Mt 20:10). A pesar de estar trabajando para Dios, se afanaban por "buscar sus propios intereses y no los de Cristo Jesús" (Fil 2:21). Jesús, "el Buen Pastor" (Jn 10:14), llama tanto a los buenos como a los malos pastores al arrepentimiento y a una madurez más noble.

Muchas veces trabajar para Jesús implica "trabajar todo el día bajo un calor bochornoso" en la viña de Dios (Mt 20:12). Cumplir con tu vocación de ser pastor para aquellos a los que Dios te ha confiado puede ser "una gran prueba de sufrimiento" (Heb 10:32). Cuando sufran por causa de Dios "no se extrañen de la violencia que se ha desatado contra ustedes para ponerlos a prueba" (1 Pe 4:12). Es la voluntad de Dios que lleguen a regocijarse cuando tengan que sufrir por Él (1 Pe 4:13; Col 1:24).

Dale a Jesús un "sí" de todo corazón y a su invitación a trabajar en la viña de Dios. Deja que el Buen Pastor se sirva de ti y que se sirva de ti completamente si es necesario.

 
Oración: Jesús, Tú eres mi pastor; nada me falta (Sal 23:1). Abandono todos mis deseos y voluntad en Ti.
Promesa: "No temeré ningún mal, porque tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza" (Sal 23:4).
Alabanza: Luisa trabajó para el Señor hasta el final de su enfermedad.
 
(Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).
 
 
Volumen 32, Número 5
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy