Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 28, Número 5


<< Martes, Agosto 14, 2012 >> San Maximiliano María Kolbe
 
Ezequiel 2:8—3:4
Ver Lecturas en Inglés
Salmo 119:14, 24, 72, 103, 111, 131 Mateo 18:1-5, 10, 12-14
Reflexiones Similares
 

CONCENTRACION EN EL PADRE

 
"Jadeante abro la boca porque ansío tus mandamientos." —Salmo 119:131
 

Recuerdo una ocasión años atrás, cuando mi hijo estaba en un lado de la calle y yo estaba en el otro. Yo había estado ensenándole a mi hijo las habilidades necesarias para cruzar la calle sin agarrarse de mí o tomarme la mano. A pesar que a través de los ojos adultos era una situación poco riesgosa, yo podía, fácilmente, percibir el miedo en sus ojos. El se concentró profundamente en cada palabra que le decía: "Primero, mira a la izquierda… luego a la derecha. ¿Vienen carros? Bien, ahora corre hacia mí". Mi pequeño hijo obedeció cada palabra exactamente como le había dicho, como si su vida dependiese de ello. El anhelaba oír mis órdenes (Salmo 119:131) porque sabía que las palabras de su padre significaban seguridad y éxito.

Esto es lo que tiene Jesús en mente cuando nos dice: Les aseguro que a menos que ustedes cambien y se vuelvan como niños, no entrarán en el reino de los cielos (Mt 18:3). Si no seguimos las órdenes de Dios, sería como si mi hijo de repente decidiera cruzar la calle sin ayuda de su padre. No prestar atención a las órdenes de Dios nos expone a grandes peligros. Las órdenes del Señor están ahí para nuestro beneficio y bienestar, no para hacernos daño (Mt 18:14; Jr 29:11). Dios nos dice como dijo al profeta Ezequiel: "Tú, hijo de hombre, atiende bien a lo que te voy a decir, y no seas rebelde como ellos." (Ez 2:8).

 
Oración: Señor, "Tus estatutos son mi deleite; son también mis consejeros." (Sal 119:24). Gracias, mi Señor, por Tu guía y Tu amor.
Promesa: "Por tanto, el que se humilla como este niño será el más grande en el reino de los cielos.." —Mt 18:4
Alabanza: Sufrir de una enfermedad que casi le quitó la vida, solo profundizó el esfuerzo de San Maximiliano de esparcir la verdad de Dios y de defender la fe.
 
(Esta lección fue introducida por un miembro de nuestro equipo editorial)
 
 
Rescripto: Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Imprimátur (permiso de publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de agosto de 2012 al 30 de septiembre de 2012.
†Muy Reverendo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 22 de junio de 2012.
 
El Imprimátur (permiso de publicar) es una declaración que un libro o folleto se considera libre de error doctrinal o moral. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.
Volumen 28, Número 5
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy