Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 31, Número 3


<< Miércoles, 1 de abril de 2015 >> Semana Santa
 
Isaías 50:4-9
Ver Lecturas en Inglés
Salmos 69:8-10, 21-22, 31, 33-34 Mateo 26:14-25
Reflexiones Similares
 

CUANDO JESÚS NO ES EL SEÑOR DE TU VIDA

 
"¿Seré yo, Maestro?" (Mateo 26:25).
 

Observa que, en el relato de la Pasión de Mateo, Judas se dirigió a Jesús simplemente como "Maestro", no como Señor (Mt 26:25; ver también Mt 26:49). Todos los otros discípulos se dirigían a Jesús como "Señor" (Mt 26:22). Llamar a Jesús "Rabino", es decir, "Maestro" (ver Jn 1:38), da evidencia de que Judas ya había dejado de reconocer a Jesús como su Señor y Dueño. Ya que ningún hombre puede tener dos dueños (Mt 6:24), Judas ahora tenía un dueño diferente a Jesús; él transfirió su lealtad a los jefes de los sacerdotes judíos (ver Mt 26:14ss). ¡Qué tragedia!

Judas traicionó a Jesús con tanta discreción que incluso los otros once apóstoles, que eran tan rápidos a compararse entre sí (ver Mt 20:24; Mc 9:34; Lc 9:46; 22:24), ni siquiera sospecharon de Judas. Ninguno de los otros discípulos le dijo: "Señor, ¿es Judas?" En su lugar, todos le preguntaron a Jesús si ellos mismos lo habían traicionado (Mt 26:22). Judas escondió su traición con éxito aun de sus asociados más cercanos, pero el Señor sabía la verdad.

Judas muestra que es posible engañar incluso a los pilares de la Iglesia haciéndoles creer que somos grandes siervos de Jesús. Incluso podemos engañarnos a nosotros mismos pensando que hemos entregado nuestras vidas a Jesús. Sin embargo, no podemos engañar al Señor. Debemos dar a Jesús cada aspecto de nuestras vidas para llamarlo verdaderamente nuestro Señor. Como el Padre Al Lauer, fundador y por mucho tiempo autor de Un Pan, Un Cuerpo, a menudo proclamaba: "Si Jesús no es Señor de todo, entonces Él no es Señor de nada en tu vida." Pídele a Jesús que te indique algún área de tu vida que todavía no está sujeta a Él. Dale tu todo a Jesús, hazlo tu Señor.

 
Oración: Señor Jesús, clávame a tu cruz contigo, de manera que yo nunca pueda dejarte en tiempos difíciles.
Promesa: "Cada mañana, él despierta mi oído para que yo escuche como un discípulo. El Señor abrió mi oído y yo no me resistí ni me volví atrás" (Is 50:4-5).
Alabanza: Despacio, con mucha oración, Juan ganó el respeto de sus compañeros de trabajo, y ellos disminuyeron su hablar vulgar en el trabajo.
 
(Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).
 
 
Rescripto: Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Imprimátur (permiso de publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de abril de 2015 al 31 de mayo de 2015.
†Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 1 de abril de 2015.
 
El Imprimátur (permiso de publicar) es una declaración que un libro o folleto se considera libre de error doctrinal o moral. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.
Volumen 31, Número 3
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy