Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 33, Número 1


<< Jueves, 8 de diciembre de 2016 >> Inmaculada Concepción
 
Génesis 3:9-15, 20
Efesios 1:3-6, 11-12

Ver Lecturas en Inglés
Salmos 98:1-4
Lucas 1:26-38

Reflexiones Similares
 
Please read: Donations appeal letter for 2017
 

LA CONCEPCIÓN DE SU ENCARNACIÓN

 
"Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús" (Lucas 1:31).
 

Alrededor de cinco mil millones de personas hoy en día no creen que Jesús es Dios; lo ven como solo un hombre. Esta herejía, del arrianismo, ha sido común desde hace siglos. El hecho de que la virgen María concibió a Jesús sin relaciones sexuales da entender que Jesús no era solo un hombre sino Dios, "Hijo del Altísimo" (Lc 1:32), "Hijo de Dios" (Lc 1:35).

Otras personas no creen que Jesús es un hombre. Ellos piensan que Dios solo apareció para nacer, ser crucificado y condenado a muerte. Esta herejía se llama docetismo. El hecho de que María fue concebida sin pecado nos ayuda a comprender que María le dio la naturaleza humana a Jesús. De lo contrario, tendríamos que decir que María le dio la naturaleza humana a Jesús a excepción de la parte caída de la misma. Esto abre la puerta a cuestionar si María le dio a Cristo cualquier naturaleza humana, es decir, si Jesús es verdaderamente un ser humano. Debido a que María fue concebida sin mancha antes de que Jesús fuera concebido inmaculadamente, es más claro que Jesús recibió una naturaleza humana de María. Debido a que Jesús es verdaderamente hombre, la naturaleza humana se ha transformado, podemos relacionarnos con Él de persona a persona, y que somos salvados por su muerte sacrificada.

¡Jesús es Dios y Hombre! ¡Aleluya!

 
Oración: Padre, gracias por el ministerio de la madre María, que revela la verdad de Jesús, su Hijo.
Promesa: "Él nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, que nos dio en su Hijo muy querido" (Ef 1:5-6).
Alabanza: ¡Alabemos a Jesús, Hijo de Dios e Hijo de María! ¡Alabemos a Jesús, verdadero Dios y verdadero hombre!
 
 
 
Volumen 33, Número 1
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy