Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 29, Número 1


<< Viernes, 14 de diciembre de 2012 >> san Juan de la Cruz
 
Isaías 48:17-19
Ver Lecturas en Inglés
Salmo 1:1-4 Mateo 11:16-19
Reflexiones Similares
 

ARREPIÉNTANSE DE NO ARREPENTIRSE

 
'Se parece a esos muchachos que, sentados en la plaza, gritan a los otros' (Mateo 11,16).
 

Jesús nos compara a niños que no quieren que nadie les diga lo que tienen que hacer. Cuando el Señor nos manda a alguien, como Juan Bautista, que nos invite al arrepentimiento, tratamos de justificarnos ignorando su mensaje; desacreditándolo como alguien que esta loco (Mt 11,18). Aun cuando Dios mismo nos manda a que nos arrepintamos, con frecuencia lo rechazamos tratando de desacreditarlo (Cfr. Mt. 11,19). El Señor sigue enviando persona tras persona invitando a que nos arrepintamos. Quizá hemos ignorado su mandato cientos de veces, diciendo que los mensajeros de Dios son muy viejos o muy jóvenes, muy protestantes o muy católicos, negros o indios en lugar de blancos, hombre en lugar de mujer o viceversa. Hemos decidido enfocarnos en el mensajero e ignorar el mensaje.

Debemos arrepentirnos de no arrepentirnos. De otra manera, nos privamos de la Navidad y de esta vida (Mt 3,3). Sin una confesión del pecado durante el Adviento, es difícil estar abiertos a la llegada de la Navidad de Cristo. "Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca" (Mt 3,2; 4,17). ¡Arrepiéntanse! ¡La venida de Cristo esta cerca! ¡Arrepiéntanse! ¡La Navidad está cerca! Arrepiéntase de poner excusas para no arrepentirse. ¡Arrepiéntanse ahora!

 
Oración: Padre, tan pronto pueda iré a confesarme, para que haya mayor alegría en el cielo (Lc 15,7 y 10).
Promesa: "Así habla el Señor, tu Redentor, el Santo de Israel: Yo soy el Señor, tu Dios, el que te instruye para tu provecho, el que te guía por el camino que debes seguir. ¡Si tú hubieras atendido a mis mandamientos, tu prosperidad sería como un río y tu justicia, como las olas del mar!" (Is 48,17-18).
Alabanza: San Juan de la Cruz y santa Teresa de Ávila trabajaron juntos por muchos años para establecer la Orden Carmelita; ambos son doctores de la Iglesia.
 
 
 
Volumen 29, Número 1
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy