Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 29, Número 6


<< Miércoles, 16 de octubre de 2013 >> san Hedwiga
santa Margarita María de Alacoque

 
Romanos 2:1-11
Ver Lecturas en Inglés
Salmos 62:2-3, 6-7, 9 Lucas 11:42-46
Reflexiones Similares
 

EL PRINCIPIO DE PABLO

 
"Por eso, tú que pretendes ser juez de los demás, no importa quién seas, no tienes excusa, porque al juzgar a otros, te condenas a ti mismo, ya que haces lo mismo que condenas" (Rom 2:1).
 

San Pablo dice que nosotros hacemos lo mismo que condenamos en otros que lo hacen. Al principio, casi nadie está de acuerdo con esto. De hecho, nos enorgullecemos en no tener las peores fallas de otros. Empero, si miramos más de cerca y dejamos guiarnos por el Espíritu a la plenitud de la verdad (Jn 16:13), encontraremos que Pablo tiene razón. De hecho, nosotros hacemos las mismas cosas que con la mayor vehemencia condenamos en otros.

Por ejemplo, muchos de los que condenan a los jóvenes por consumir drogas son ellos mismos adictos a la nicotina, cafeína o alcohol. Y algunos quienes condenan a aquellos que han tenido abortos han ellos también abortado a sus hijos a través de alguna forma de control de la natalidad. Muchos adultos mayores condenan a los jóvenes por no ir a la iglesia, aun cuando ellos mismos solamente van por cumplir con su obligación del domingo. Muchos otros casos demuestran ese principio de Pablo: condenamos en los demás aquello que más nos permitimos a nosotros mismos.

"Tú que juzgas a los que hacen esas cosas e incurres en lo mismo, ¿acaso piensas librarte del Juicio de Dios? ¿O desprecias la riqueza de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, sin reconocer que esa bondad te debe llevar a la conversión?" (Rom 2:3-4). Debemos dejar que el Espíritu nos convenza de nuestros pecados y arrepentirnos de ellos.

 
Oración: Padre, usa los pecados de otros no para distraerme sino para convencerme.
Promesa: "Sólo en Dios descansa mi alma, de él me viene la salvación" (Sal 62:2).
Alabanza: San Hedwiga y su marido estuvieron casados por cincuenta y dos años. Dedicaron su matrimonio al Señor Jesús, criaron a seis hijos y sólo se sabe que hayan tenido dos desacuerdos.
 
(Esta enseñanza fue presentada por un miembro del equipo editorial).
 
 
Rescripto: Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Imprimátur (permiso de publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de octubre de 2013 al 30 de noviembre de 2013.
†Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 5 de junio de 2013.
 
El Imprimátur (permiso de publicar) es una declaración que un libro o folleto se considera libre de error doctrinal o moral. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.
Volumen 29, Número 6
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy