Presentation Ministries
 Presentation Ministries
View Cart  ·  Make a Donation  ·  About PM  ·  Contact Us   
Search: PM Catholic Sites   
 Home 
One Bread
One Body
Daily Bread
Program
Small Christian
Communities
Publications
Audio & Video
Catalog
Retreats
Bible
Institute
Guadalupe
Bible College
 Prayer 
Room

Un Pan, Un Cuerpo

Lenguaje: English | Español

Todos los Ejemplares > Volumen 31, Número 1


<< Miércoles, 21 de enero de 2015 >> santa Inés
 
Hebreos 7:1-3, 15-17
Ver Lecturas en Inglés
Salmos 110:1-4 Marcos 3:1-6
Reflexiones Similares
 

CÓMO NOS HICIMOS SACERDOTES

 
"Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec" (Hebreos 7:17, Salmos 110:4).
 

Como casi todos los pueblos a lo largo de la historia, el pueblo judío cree que el sacrificio es uno de los elementos esenciales para tratar con el pecado y poner a la humanidad en libertad. La persona que ofrece sacrificios a Dios en nombre del pueblo se llama un sacerdote. Por lo tanto, los sacerdotes son una parte esencial del plan de salvación de Dios. En consecuencia, debido a que Jesús es el Salvador del mundo, Él debe ser un sacerdote. Para los judíos, todos los sacerdotes descendieron de la tribu de Leví. Pero Jesús era de la tribu de Judá. ¿Cómo puede Jesús ser sacerdote?

En el libro de Génesis, escuchamos sobre el sacerdote Melquisedec. Era un sacerdote antes de que hubiera tribus en Israel. Era una figura misteriosa "sin padre ni madre ni antecesores, ni comienzo ni fin de su vida" (Heb 7:3). El salmista profetizó que el sacerdocio de Melquisedec seguiría (Sal 110: 4). El escritor del libro de los Hebreos proclama que Jesús es un sacerdote según el orden de Melquisedec. Jesús se sacrificó a sí mismo en el altar de la cruz. Él es verdaderamente el Salvador del mundo y somos nosotros los que somos bautizados en Él y compartimos su sacerdocio (ver 1Pe 2:9; Ap 5:10). En Cristo, somos sacerdotes en el orden de Melquisedec. ¡Aleluya!

 
Oración: Padre, quiero vivir mi sacerdocio bautismal al máximo. Te ofrezco mi cuerpo como sacrificio vivo (Rom 12:1).
Promesa: "Entonces, le dijo al hombre, 'Extiende tu mano'. El la extendió y su mano quedó curada" (Mc 3:5).
Alabanza: Cuando Santa Inés, una muchacha de trece años, fue llevada a su martirio, era tan feliz como una novia caminando por el pasillo para encontrar a su novio. Mantuvo los ojos siempre fijos en Jesús (Heb 12:2).
 
 
 
Rescripto: Según el Código de Derecho Canónico, se otorga el Imprimátur (permiso de publicar) a Un Pan, Un Cuerpo por el periodo 1 de diciembre de 2014 al 31 de enero de 2015.
†Reverendísimo Joseph R. Binzer, Obispo auxiliar y Vicario general de la Arquidiócesis de Cincinnati, 14 de agosto de 2014.
 
El Imprimátur (permiso de publicar) es una declaración que un libro o folleto se considera libre de error doctrinal o moral. No implica acuerdo con contenido, opiniones o afirmaciones expresadas en el mismo.
Volumen 31, Número 1
  > Today's Reflection
  · List of Reflections
  · Letter to Readers
  · Top 100 Scriptures
  · RSS FeedRSS Feed
  · eBook Edition
 
Subscription Requests
  · Subscribe, change, renew or cancel subscription
  · Sign-up for OBOB daily e-mail
 
Share OBOB
  · Send a sample issue to a friend
  · Order a box of OBOB for your group
  · E-mail a sample OBOB teaching to a friend

 

 

 
Home   ·   One Bread
One Body
  ·   Daily Bread
Program
  ·   Small Christian
Communities
  ·   Publications   ·   Audio & Video
Catalog
  ·   Retreats   ·   Bible
Institute
  ·   Guadalupe
Bible College
  ·   Prayer
Room
 

Copyright © 2017 Presentation Ministries.
 
Make a Donation · About PM · Contact Us · Link To Us · Privacy Policy